Subir jacuzzi terraza

¿Cómo subir un jacuzzi a una terraza?

El baño es el momento del día en que nos relajamos y simplemente nos dedicamos tiempo a nosotros. Los días que tenemos mucho estrés por el trabajo, la familia o los estudios queremos que ese momento se alargue un poco más. Ahí es cuando nos apetece darnos un baño relajante sin que nadie nos moleste. Y que mejor manera que hacerlo disfrutando de un baño de hidromasaje o jacuzzi en tu terraza.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Antes de realizar la instalación del deberíamos de decidir si queremos poner un jacuzzi en la terraza de obra o no. En ambos casos se debe de comprobar que la terraza soporta su peso. También deberíamos pedir permiso a la Comunidad de Propietarios.

Una cuestión importante para poner un jacuzzi es el tamaño del que se dispone. Saber las dimensiones de la superficie nos ayudara a escoger el modelo de jacuzzi. Si la terraza cuenta con pocos metros cuadrados se deberán tener en cuenta los modelos hinchables.

Otro punto a tener en cuenta es el peso. Debemos saber si la terraza aguantará y que no surjan con el tiempo problemas de seguridad como pueden ser las grietas. Esto también es imprescindible para escoger el modelo de jacuzzi exterior.

¿Cómo instalarlo en la terraza?

En primer lugar, una vez escogido el modelo de jacuzzi se debe instalar una estructura que pueda resistir su peso. Después de haber colocado la estructura ya se puede realizar la instalación del jacuzzi exterior. En muchas ocasiones para subir un jacuzzi a una terraza se requiere del alquiler de un camión grúa o de una mini grúa.

El camión grúa pluma tienen una gran capacidad de carga de materiales, lo que agiliza el trabajo. Este tipo de camiones pluma se adapta a cualquier situación y a las necesidades del terreno.

Por otro lado las mini grúas también disponen de una gran capacidad de carga. Son ideales para espacios reducidos donde el camión grúa no puede acceder. Pueden alcanzar la capacidad máxima de grúas de grandes dimensiones.

Sugerencias de mantenimiento

·        Comprobar cómo es el color del agua cada dos días. Para saber si es adecuada o no.

·        Se deben de revisar los niveles de químico al menos 2 veces a la semana. De no ser así pueden surgir impurezas que dificultarían el mantenimiento en buen estado del jacuzzi.

·        Se recomienda que el agua debe de ser cambiada por lo menos cada 3 meses. Eso va a depender del uso y de la tonalidad del líquido. En algunas ocasiones puede durar incluso 6 meses.

·        La temperatura del agua debe de estar entre 26ºC y 39ºC.

·        No dudes en contactar con un especialista. Él te resolverá cualquier tipo de duda.

Cada vez son más las personas que se deciden a instalar jacuzzis de exterior en sus casas. En Grúas Jaldo realizamos este tipo de trabajos tanto con camiones basculantes como con mini grúa. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba